Mercadillos de Madrid: el Mercado de Motores

De compras

El segundo fin de semana de cada mes se celebra en Madrid uno de los mercadillos con más puro estilo inglés, un lugar con música en vivo, zonas de tapeo y puestos donde comprar  una gran variedad de cosas; es el Mercado de Motores, pionero en este tipo de actos en la capital madrileña.

El interior de la vieja estación del Museo del Ferrocarril se convierte en un espacio privilegiado, donde mientras paseas entre máquinas y trenes del siglo pasado puedes adquirir las novedades más recientes. Aquí está instalado el mercado de profesionales,  variopintas empresas ofrecen desde suculentos embutidos hasta originales tarjetas de felicitación.

En los mercadillos no puede faltar la ropa, muebles, perfumes, vinilos; gafas, un combinado de productos que intentan hacerse un hueco acercándose al comprador, y ahí radica su gran atractivo, a todo el que tenga curiosidad le explican el proceso de elaboración de sus productos, objetos originales y a veces exclusivos tan alejados de los fabricados en serie y sin alma.

Cuando abandonas el Museo y sales al exterior te trasladas a un universo paralelo, un mundo fascinante formado por un batiburrillo de objetos ordenados en un caos casi perfecto.

Entramos en el mercadillo de particulares, aquí todo tiene cabida, desde la vajilla de la abuela, hasta ropa ochentera, libros, zapatos, cualquier cosa sirve. Formado por puestos de segunda mano, hay quien pretende vaciar de “trastos viejos” sus casas mientras que otros intentan llegar más desahogados a fin de mes, lo más cierto es que siempre encuentras algo apetecible.

Son dos zonas diferentes por las que perderse sin prisa es un placer, dejándose atrapar por la magia de lo nuevo y el embrujo del pasado con una nueva vida por delante. Seguro que podrás encontrar algo que llevarte a casa, ya sea para ti o para algún amigo o familiar.

Museo del Ferrocarril

Paseo de las Delicias, 61 (mapa)

Horario: de 11 a 22 horas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *